El storytelling es un elemento fundamental en la estrategia de marketing de un restaurante y debe estar bien articulado. No sólo offline, sino también en Internet y las redes. Nos adentramos en el mundo del storytelling para restaurantes y descubrimos cuáles son los primeros pasos a realizar.

El arte de contar historias

Aunque algunos lo definen como “la técnica de contar historias”, nosotros preferimos utilizar el término “arte”. El storytelling consiste en la narración de relatos, utilizados estratégicamente para generar engagement con los clientes de una empresa. Es una herramienta de marketing que nació cuando los consumidores empezaron a demandar experiencias y conexión emocional con las marcas.

Las historias enganchan, cautivan, crean interés y provocan sensaciones. Por todo ello, son una de las mejores vías de fidelización, y pueden aplicarse a todo tipo de productos y negocios. También a restaurantes.

La activista estadounidense Maya Angelou dijo una vez que “la gente olvidará lo que dijiste, olvidará lo que hiciste, pero nunca olvidará cómo la hiciste sentir”.

Fuente: Pixabay

Todo tiene una historia

Una historia bien explicada puede tener un poder asombroso, pero no siempre es sencillo contarla bien. Lo “fácil” en ese sentido es que todo, absolutamente todo, tiene una historia. Pongamos el ejemplo ficticio de un bar de pueblo en el que se sirven tapas y bocadillos, sin ir más lejos. ¿Cuál es su historia? Parece que no hay nada relevante que pueda explicar a su público, ¿verdad?. Sí lo hay.

“La Plaza”

Este bar fue inaugurado en 1997, cuando Manuel y Victoria se quedaron en paro y decidieron emprender un negocio en el sector de la hostelería. Así podrían emplearse y sacar adelante a su familia. El local estaba en venta porque la tienda de alimentación a granel que había antes quebró. Cuando lo compraron, quisieron conservar algunos de sus elementos, como la báscula antigua con la que los anteriores propietarios pesaban las legumbres. También decidieron dejar intactos algunos elementos del local, como el mostrador, en el que ahora exponen algunas pastas.

Se trata de un bar humilde, sin excesos, pero con un encanto inexplicable. Sus clientes habituales ya conocen la historia de “La Plaza”, el nombre con el que bautizaron el negocio. Otros clientes se atreven a preguntar el por qué de esa de decoración y se sorprenden al conocer lo que hay detrás de ese bar. Y otros se van simplemente pensando que ese local tenía algo por lo que desearían volver.

La esperanza con la que el matrimonio emprendió el negocio está impregnada en todas sus paredes, en sus miradas y en sus sencillos platos. También sus cartas tienen algo de esos inicios, y muestran además algunos motivos que recuerdan directamente cuál es la historia del restaurante.

Tu relato es tu marca

Con todo ello, queremos decirte que tu negocio también tiene una historia. Sólo es cuestión de conocerla e intentar contarla a través de todos los elementos que forman parte de él: el espacio físico, los platos, el trato con los clientes o la puerta de entrada. Y no sólo eso, pues en la actualidad es fundamental que se tengan en cuenta también factores como la presencia digital, es decir la web, las redes sociales y las opiniones de los usuarios en Google.

La sociedad se ha transformado, por ello en el presente es imprescindible tener un buen storytelling online. En esa historia, el protagonista principal será el cliente.

Fuente: Giphy

¿Por qué es necesario tener un buen storytelling en la red?

Uno de los elementos más importantes en la construcción de una marca (tu restaurante es una marca) es la comunicación. En la sociedad actual la red ha otorgado al usuario el poder de ser el centro de todo. Por ello tiene la capacidad de generar contenido que afecta directamente a tu marca.

Es necesario saber que la satisfacción del cliente no termina cuando sale por la puerta de un restaurante. También debe sentirse atraído por la página web del mismo, su perfil en Instagram o su perfil en Trip Advisor. Si tienes clara cuál es tu historia y sabes cómo explicarla, la impresión de tus clientes hacia tu restaurante mejorará.

Toda historia necesita una buena comunicación para ser comprendida y, sobre todo, para generar engagement. Una página web construida en línea con tus valores, tu marca y tu historia es lo primero por lo que debes empezar. Eso no sólo te ayudará a generar emociones y aumentar la confianza de los usuarios que la visiten. También a diferenciarte de la competencia.

Es tu negocio, pero no sólo está en tus manos hacerlo crecer. Nosotros podemos ayudarte.