En este artículo nos proponemos hablar de la relevancia de los datos que se utilizan y se gestionan tanto en una empresa como a nivel particular.

Durante el día generamos una cantidad de datos importantes ya sea a forma de navegación, de chats o de imágenes que se guardan en nuestros equipos o dispositivos. Pero si un día nuestro equipo se estropea y perdemos el acceso a estos datos nos supondrá un problema, por este motivo, como expertos siempre te recomendaremos hacer un backup en otro disco o bien en la nube.

Esto cobra aún más importancia cuando se trata de una empresa, ¿qué pasaría si los discos duros de los servidores y/u ordenadores se estropean y pierden toda esta información? Esto podría afectar negativamente a nuestra empresa y provocar pérdidas económicas e incluso cese de actividad.

Por este motivo es necesario tener un sistema de backups.

Backups

¿Qué debes tener en cuenta al realizar un backup?

Cuando realizas un backup debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Identificar los datos críticos de nuestro negocio que sean necesarios para guardar.
  • La frecuencia para realizar backups.
  • Recuperación de los datos perdidos de forma rápida.
  • Externalizar una copia cifrada.

Como estrategia recomendamos guardar al menos tres copias, y tenerlas en soportes distintos. En otras palabras, tener una copia en el propio servidor, otra en la cabina de discos y una tercera copia offisite.

Existen muchos programas y/o servicios que ofrecen la posibilidad de realizar backups pero también se puede montar un sistema de forma propia ya que en todos los dispositivos o servidores ya existe esta opción.

Tipos de Backups

¿Qué tipos de backups existen?

Existen dos tipos de backups:

  • Backup completo: Como su nombre indica, se refiere a copiar todo aquello que sea considerado importante.
  • Backup incremental: Se refiere a una copia completa, pero solo copiando los cambios hechos o datos nuevos de un día a otro. Este método es muy efectivo para no almacenar datos incensarios y ocupar espacio que más adelante podamos necesitar.

En definitiva, aunque tengas una empresa, seas autónomo o seas particular. Realiza siempre copias de seguridad de tus datos importantes y con la frecuencia según tus necesidades.