Durante el primer trimestre de 2019 Microsoft se encargó de empezar a notificar algo que muchos ya se esperaban: el fin de Windows 7, un soporte que con la llegada de Windows 10 empezó a hacer fallida. La compañía proveedora de software empezó el año lanzando píldoras informativas a modo de mensajes y ventanas pop-up, pero fue en agosto de 2019 cuando envió un comunicado a todos sus usuarios: “Tras diez años, el 14 de enero de 2020 finaliza el soporte Windows 7. Queremos que estés listo, así que contactamos contigo con antelación para darte tiempo para prepararte”.

El por qué del fin

Posiblemente te preguntes por qué el soporte de Windows 7 dejará de funcionar si aún hay usuarios que lo utilizan con normalidad. Lo cierto es que Windows, como muchos otros sistemas operativos, va lanzando nuevas versiones de sus soportes cada cierto tiempo con el objetivo de ofrecer nuevas funcionalidades a sus usuarios y adaptarse a las tendencias tecnológicas.

Eso implica que se deban eliminar las antiguas, porque mantener las versiones que se han ido abandonando sería prácticamente imposible. De este modo, además, las empresas de este tipo pueden centrar sus esfuerzos en optimizar las versiones actuales, e incorporar actualizaciones que aportan novedades en diferentes aplicaciones o funciones.

Así, el próximo 14 de enero de 2020 Windows 7 se quedará sin ningún tipo de soporte oficial, por lo que las empresas que quieran seguir manteniendo sus equipos seguros con este sistema operativo deberán pagar un mantenimiento exclusivo a Microsoft que como máximo podrá alargarse tres años. A pesar de ello, a partir de enero ya no será tan seguro seguir utilizando Windows 7.

windows

¿Qué significa que el soporte deje de funcionar?

Como señala Microsoft en el comunicado oficial que emitió para sus usuarios, cuando el ciclo de vida del soporte de Windows 7 termine, los equipos con este sistema operativo seguirán funcionando, pero la compañía dejará de lanzar actualizaciones de software y de seguridad, así como soporte técnico para el sistema en cuestión. Si bien los usuarios podrán seguir usando su PC con Windows 7, al dejar de recibir actualizaciones continuas, estarán más expuestos a riesgos como virus o malwares (programas malignos), aunque estos dispongan de un antivirus adicional.

De otro lado, cuando un sistema operativo deja de funcionar y deja de ofrecer actualizaciones a sus usuarios, las empresas desarrolladoras de aplicaciones, programas y hardware apartan ese sistema de su lista de requisitos. Explicado de otro modo, cada vez habrá menos aplicaciones y hardware compatibles con el soporte de Windows 7. En ese sentido, algunas aplicaciones populares como los navegadores mantengan el soporte unos años más, pero eso cambiará y cada vez serán más las apps que dejarán de invertir en sistemas que ya no son operativos.

¿Cómo prepararse para el final del soporte?

La solución definitiva a esta situación es migrar los equipos que cuenten con el sistema operativo de Windows 7 a un sistema más reciente o que continúe actualizándose. Como es normal, Microsoft recomienda a sus usuarios dar el salto a Windows 10, un sistema que tiene las mismas condiciones mínimas que sus dos versiones anteriores, por lo que no debería haber problema al hacer el cambio. No obstante, existen otras opciones como Unix o GNU/Linux entre otras.

Esta migración a otros sistemas operativos (o la compra de nuevos PC que incorporen Windows 10 u otros soportes) debería darse lo antes posible, especialmente en aquellas grandes organizaciones donde deben tenerse en cuenta cantidades mayores de equipos que actualizar o renovar.

De este modo, existen las siguientes soluciones:

  • Migración de los equipos al sistema operativo Windows 10
  • Compra de nuevos equipos con el soporte Windows 10 incorporado
  • Compra de otros sistemas operativos compatibles con los equipos

Ahora que ya conoces esta noticia con suficiente tiempo para actuar, te recomendamos que escojas una de las opciones que te proponemos para ti y tu empresa. Si crees que necesitas ayuda profesional para adaptarte a este cambio, no dudes en contactar con nosotros. Podemos ofrecerte soporte a nivel informático y mucho más que eso. Solo debes ponerte en contacto con nuestro equipo y contarnos tus inquietudes. ¡Somos tu partner digital!