¿Alguna vez te has sentado en una mesa a comer y lo primero que has hecho es sacarle una foto al plato? Hoy hablaremos de la importancia de Instagram en la industria alimentaria y más concretamente en el sector de la restauración, un hecho real y presente cada día. ¡Empezamos!

España es una de las potencias mundiales en la industria alimentaria, que factura aproximadamente unos 100 billones de euros anuales según la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas. Dicho esto, la consultora Deloitte citaba en su artículo ‘Las claves del sector de la restauración nacional’, que la tendencia del sector de la restauración pasa por vender lo que citan como ‘experiencias gastronómicas’. Unas experiencias que antes de probar el paladar tienen que pasar por el filtro visual. Si a ello le sumamos, como hemos hablado con anterioridad en nuestro blog, la creciente demanda de Instagram, el resultado solo puede pasar por una buena estrategia en las redes sociales como una parte cada vez más fundamental del éxito.

Fuente: Tekla.io

¿Por qué? Fácil. Un restaurante necesita dos cosas básicas para tener éxito: buena comida y personas que prueben esa buena comida. Por ese motivo, Instagram es una de las mejores plataformas para dar a conocer y promocionar un negocio de restauración. Acaso no has oído la famosa frase: “el 90% de los restaurantes cierran en el primer año”. Pues no es cierta, es el 17%, pero aun así el sector de la restauración es uno de los más competitivos del mercado.

Este proceso, que ya es una realidad, Deloitte lo apoda la ‘digital experience’ dónde conocer las demandas de los clientes les permitirá a los empresarios aprender, mejorar y recibir el feedback de los consumidores. Además, obviamente, de ofrecer un servicio y una comida impecables. Otro aspecto relevante que destaca el artículo, es la creciente necesidad de adaptarse a las tendencias de delivery, dónde una vez más las redes sociales tienen un importante papel.

Pero, ¿cómo de importante es Instagram en la Industria?

Según relataba a la revista Forbes Zachary Engel, propietario del grupo norteamericano Shaya Restaurants, es difícil hablar de comida sin hablar de Instagram. Engel subraya que es cierto que existe una creciente demanda para que la comida luzca apetecible pero no necesariamente la imagen debe pasar por delante de todo. De hecho, Shaya Restaurants se caracteriza por tener una imagen muy definida, platos rústicos pero a la vez naturales. El responsable remarca que si algo es feo no necesariamente significa que no sea delicioso.

Aunque hacer una escultura comestible no sea el objetivo de ningún chef, es innegable que es una cuestión a tener en cuenta. Más aún si recordamos que la franja de edad entre 18 y 35 años invierte una media de más de 5 días anuales mirando imágenes de comida, y el 30% de los usuarios de Instagram afirman que evitarían ir a un restaurante si este tiene una presencia débil en la red, según un artículo de Abasto.

Fuente: Tekla.io

Pero no todo consiste en hacer buenas imágenes de la comida que ofreces. Según el portal de Instagram Business, la relación de calidad entre el propietario y el consumidor aumenta cuando hay interacción y recomienda, por ejemplo, animar a los seguidores a compartir imágenes de la comida (ya sea casera o del restaurante) aunque los usuarios también quieren saber cuál es la historia que hay detrás de cada plato y de dónde vienen los productos. Hoy en día el número de seguidores, likes y fotos de buena calidad determinan eso.

Un buen ejemplo del éxito que puede conllevar el buen uso de Instagram es la hamburguesería neoyorquina Black Tap. Con una estética definida, un objetivo claro y aplicado a Instagram (dónde tienen más de 300.000 seguidores) han conseguido multiplicar su negocio. El propietario del negocio, Chris Barish, explicó en un artículo que su objetivo no era convertirse en influencers de Instagram pero definitivamente el hecho de hacerse virales en su momento (sobretodo con unas imágenes de batidos) les ha dado el impulso definitivo.

El diseño del restaurante influye

Con la comida no basta. La estética de los restaurantes y la decoración también son fundamentales para el éxito. Tanto que en Estados Unidos ya existen empresas que se dedican enteramente a al diseño de restaurantes para que sean bonitos y adaptables a la estrategia de branding. Estas empresas coinciden en enumerar un conjunto de conceptos que muchos restaurantes de éxito en Instagram poseen:

  1. Papel de pared: llama la atención y genera un magnífico fondo para las imágenes de Instagram.
  2. Buena luz: invertir en espacios con mucha luz natural permite sacarle un mejor rendimiento a las fotos (ya sean de comida o del local). Las luces de neon también son un hit en muchos casos.
  3. Platos únicos: no solo para Instagram, los platos únicos son un reclamo en cualquier restaurante.
  4. Vajillas bonitas: no solo la comida aparece en las fotos, los platos que la acompañan también. Ser original tiene recompensa y un buen plato, como un buen marco, viste bien el producto.
  5. Una historia: crea una narrativa, al final los comensales quieren saber qué historia hay detrás de cada plato.
  6. Exteriores: no descuidar la entrada o la posibilidad de incorporar plantas en los interiores.
Fuente Tekla.io / Petr Sevcovic

Una fuerte presencia en las redes puede ayudar a los restaurantes a atrapar nuevos clientes a los que de otro modo no hubieran tenido acceso, pensad que con las redes sociales tenemos acceso a personas de todo el mundo y con la gran cantidad de competidores del sector, siempre es bueno contar con algo que te puede hacer destacar.

¿Cómo hacer llegar el mensaje?

El marketing ha entrado en la cocina para quedarse. Además de pensar el menú, actualizar la carta y buscar los mejores productos para tus platos, ahora los restaurantes tienen que estar presentes en las redes y especialmente en Instagram. Pero… ¿cómo hacer llegar el mensaje? Para terminar comentamos un conjunto de consejos que os pueden ser útiles para empezar con Instagram:

  • Vídeos en directo: la emisión de vídeos en directo (bien con Stories o con Instagram TV) ofrece un montón de posibilidades para empatizar y conectar con la audiencia, que quiere ver el proceso que hay detrás de cada plato.
  • Personalidad ante todo: qué hace que los platos sean únicos, qué filosofía se esconde detrás y por qué ir a tu restaurante y no al del vecino, estas son algunas de las preguntas que los consumidores quieren saber.
  • Promociónate: bien usando anuncios de Instagram o a través de foodies y personas conocidas del sector que ya poseen una audiencia importante.