Hoy en día es fundamental para cualquier marca y, francamente, de sentido común ser sostenible. Una marca sostenible no solo aumentará el valor y la fuerza de la marca; también aumentará la lealtad de la marca y garantizará su longevidad.

En este artículo, analizamos 15 formas en las que se puede crear una mejor marca al analizar sus propias opciones de sostenibilidad.

1. Comunícate

Haz una lista de todas las formas positivas en que funciona tu negocio. Considera cada punto de tu negocio: quién entra en contacto con él, qué puntos fuertes tiene. ¿Cómo te afecta y cómo se puede mejorar? ¿Tus clientes o clientas conocen estos puntos? ¿Cómo puedes integrarlos en las comunicaciones de tu marca? Por ejemplo, a nivel más básico, ¿puedes agregar mensajes a tus comunicaciones por correo electrónico recordando a los destinatarios que no impriman a menos que sea absolutamente necesario?

 

2. Sé simple

Los cambios son los comienzos. Si estás pensando en cambiar tu marca o empezar a comunicarte de forma diferente, en Tekla podemos ayudarte. En cada punto de nuestro trabajo, esto nos da la oportunidad de examinar lo que estamos haciendo y cuestionarnos a nosotros mismos. Nos da algo con lo que medirnos. ¿Cómo puedes resumir tus objetivos de sostenibilidad en un mensaje fundamental de ética / impulso?

 

3. Empieza por lo básico

¡El 50% de todos los residuos comerciales proviene del papel! ¿Cuentas con un procedimiento de reciclaje eficiente y bien comunicado? ¿Están tus procesos de reciclaje señalizados para que todo el personal conozca las reglas y minimice los residuos contaminados?

4. Reduce los embalajes

¿Se han optimizado el formato de embalaje y las dimensiones físicas para reducir los materiales? ¿Son realmente necesarios todos los elementos de embalaje secundarios y terciarios? ¿Se pueden reemplazar los materiales existentes para que sean más sostenibles? 

 

5. Ahorra energía 

¿De dónde viene tu energía? ¿Puedes obtener proveedores de energía alternativa y proveedores de energía renovable? ¿Tienes una estrategia de ahorro de energía implementada? ¿Al menos tus ordenadores, impresoras y otros equipos están ajustados para operar en modos de ahorro de energía cuando no están en pleno uso o están fuera del horario de oficina?

 

6. Reduce los desechos 

¿Cómo puedes reducir la cantidad de desperdicio diario operativo?

 

7. Sé transparente

Incluso si no estás dónde deseas estar ahora, comunicarte con tus clientes podría mantener la confianza en tu marca y hacia dónde se dirige su futuro. ¿Eres transparente con tus clientes en cuanto a dónde te encuentras con tu plan de sostenibilidad? ¿Cómo estás actuando ahora? ¿Cómo piensas cambiar esto en el futuro? ¿Puedes elaborar un informe anual que comunique tu trayectoria a los clientes, los accionistas o los inversores?

 

8. Conviértelo en una preocupación creativa

¿Cómo puedes aprovechar la creatividad y el pensamiento de diseño para alcanzar tus metas y objetivos de sostenibilidad? ¿Se puede rediseñar y reinventar tu embalaje? ¿Intentas introducir algo nuevo e innovador en tu categoría que esté en un formato de envase más sostenible? ¿Puedes hacer de la sostenibilidad un elemento clave en el desarrollo de tus nuevos productos? 

 

 

9. ¿Estás aprovechando los recursos digitales?

Una de las formas más rápidas y sencillas de convertir tu marca en un negocio más sostenible es operar de forma digital. Esto no solo ahorrará papel, tinta y otros recursos físicos y operativos, sino que además aumentará la productividad y garantizará la satisfacción del cliente. ¿Podría tu empresa utilizar la tecnología en la nube para almacenar documentos en vez del almacenamiento físico que requiere materiales y mantenimiento de recursos?

10. ¿Estás aprovechando al máximo los esquemas gubernamentales?


Puede que tengas ayudas en tu país para poder convertirte en una empresa más sostenible, a nivel europeo también puedes encontrar ayudas. 

Finalmente, como diseñadora te doy unas pautas que puedes pedir a tu equipo de diseño e impresor para ser más sostenible. 

 Diseño:

  • Reducción de tamaño: opta por la originalidad en lugar del tamaño, ya sea un sobre plegable o pequeñas tarjetas de visita.
  • Dimensionarlo correctamente: al optimizar en lugar de sobredimensionar el trabajo, reduce la demanda de papel que se producirá.
  • Dale una segunda vida: dale a tu producto una segunda oportunidad de vida para que reduzca la posibilidad de terminar en un vertedero
  • Intenta no utilizar sangrados. Simplemente dejando un borde blanco alrededor del diseño, lograrás reducir el desperdicio de tinta y permitir que se recicle más papel.
     

Papel e impresión:

  • Hazlo libre de cloro: solicita papel que haya sido blanqueado utilizando blanqueador totalmente libre de cloro (TCF) o blanqueador de proceso sin cloro (PCF).
  • Busca la certificación: hay varios organismos de certificación que otorgan una marca de aprobación para el stock de papel de fuentes ecológicas
  • Opta por el reciclado ‘posconsumo’: utiliza papel reciclado para tratar de recoger papel con el mayor porcentaje de contenido reciclado disponible que se adapte a las necesidades de tu negocio
  • Hazlo más delgado: ¿Tienes que imprimir una tarjeta gruesa de alta resistencia, o puede ser un gramaje más bajo y aún así entregar un producto de calidad?
  • Solicita tintas libres de COV*: reducir la demanda y elegir alternativas libres de COV* puede marcar la diferencia en la cantidad de COV* emitidos.
  • Si puedes ahorrarte la impresión: utiliza la tecnología digital y haz uso de una alternativa a la impresión siempre que sea posible, ya que esto reducirá drásticamente el impacto ambiental de tu producto.
  • Pregúntale a tu impresor qué está haciendo para reducir sus impactos ambientales. Un buen impresor debería reducir el desperdicio.

* COV´s (compuestos orgánicos volátiles), que ayudan a proteger el medio ambiente. 

 

Hasta aquí el post. ¡Espero que te haya servido!