Es posible que tu estrategia de e-mail marketing sea de lo más apropiada y que aún así tus emails no consigan reportarte la conversión que habías marcado en tus objetivos. Esto puede deberse a distintas razones, como una mala segmentación, un timing incorrecto o una mala gestión de la línea de asunto y el snippet. No obstante, quizás estés haciéndolo todo bien pero se te escapa un pequeño detalle: puede que tus correos estén archivándose en la pestaña de “Promociones” de Gmail, haciendo así que los contactos que utilizan este servidor de correo no abran tus e-mails, e incluso que no lleguen a verlos.

La clasificación de Gmail

La culpa de que tus correos se clasifiquen en esta pestaña es de un algoritmo prácticamente infalible que ordena los e-mails entrantes en diferentes pestañas en función de su contenido. Con el boom del e-mail marketing, Gmail lo instaló para que los usuarios tuvieran los correos clasificados sin necesidad de abrirlos, ofreciendo así más eficiencia a quienes utilizan el servicio de mensajería electrónica de Google -la plataforma de e-mail favorita de los usuarios a nivel mundial-.

Anteriormente, todos los emails que llegaban a Gmail se colocaban en la misma bandeja de recepción, donde terminaba habiendo una mezcla de correos importantes y correos secundarios que hacía que los usuarios se sintieran agobiados entre tanta información. Empezaron a crecer las quejas por SPAM y las aperturas descendieron considerablemente, por lo que la compañía decidió aplicar una solución.

Las pestañas en las que se clasifican actualmente los correos para los usuarios de Gmail son “Principal”, “Promociones” y “Social”, aunque también se les ofrece la oportunidad de evitar esta clasificación y recibirlo todo en la bandeja de entrada. Siendo Gmail la plataforma de correo electrónico más popular, es fundamental que seas consciente de la existencia de este algoritmo y le pongas remedio a la categorización que otorga a los correos de tu empresa. La solución es sencilla y verás que una vez la apliques tus correos ganarán en aperturas y clics.

Pon fin al problema y cuélate en la pestaña “Principal”

Como te contábamos, ponerle fin a este pequeño inconveniente y empezar a enviar correos que se clasifiquen en la pestaña “Principal” es sencillo, aunque primero queremos explicarte por qué tus campañas de emailing llegan a la pestaña de promociones. Google no comparte el funcionamiento de los algoritmos que utiliza, pero es fácil adivinar algunos de los criterios que utiliza:

 

  • Gmail detecta el origen de los e-mails, y si estos no vienen de un servidor gratuito, proceden de una IP que Google puede detectar, categorizando esos correos como comerciales.
  • También detecta si los correos electrónicos incluyen el link para darse de baja de cualquier suscripción (un elemento obligatorio en correos comerciales).
  • Si el correo incluye imágenes o módulos para estructurar la información Google también categoriza ese correo como comercial.
  • Si el e-mail incluye términos o conceptos vinculados a temas comerciales, o directamente la palabra “promoción”, Google clasificará ese correo en la carpeta con las demás promociones.

Consejos y pasos para evitar caer en “Promociones” 

  • Utilizar lenguaje cercano y poco comercial
  • Evitar palabras susceptibles de considerarse spam
  • Reducir el número de enlaces
  • Mencionar el nombre de cada uno de los destinatarios
  • Utilizar un dominio corporativo como remitente
  • No acortar los enlaces
  • Utilizar una plantilla de e-mail minimalista y evitar el uso de código html
  • No incluir enlaces a las redes sociales
  • No incluir enlace para visualizar en el navegador

Ahora que ya sabes algunos trucos para evitar caer en la pestaña de promociones de los contactos de tu base de datos que usan Gmail, puedes probar de aplicarlos y comprobar que funciona, o bien puedes contactar con nosotros para que te aconsejemos y te ayudemos en tu estrategia de marketing digital. Cabe destacar que la única solución que con total fiabilidad puede hacer que tus e-mails lleguen a la pestaña “Principal” es que tus suscriptores te valoren como un contacto importante, con lo que necesitarás envíos de marketing relevantes, contextualizados y de su interés.

¡No dudes en contactarnos si tienes dudas!