Cada año las tendencias en el mundo del diseño web nos acercan a un mundo de ciencia ficción, pero las predicciones para este 2021 sugieren todo lo contrario.

Este 2021 parece compartir un tema común: en lugar de aspirar a una fantasía soñada, los diseñadores web buscan nuevas alturas de realismo; mezclando lo digital con lo ordinario, reflejando los sitios web con la vida cotidiana, ¿quieres saber cuáles son estas tendencias? ¡Sigue leyendo!

01. Modo oscuro

Durante mucho tiempo en el diseño web, el fondo blanco se ha considerado como la única opción. Si bien algunos diseñadores empezaban a agregar temas y elementos más oscuros hace algunos años, no ha sido hasta este 2020 que esta tendencia ha estado en auge. Es de esperar que seguirá creciendo este 2021 ya que este modo y otras opciones de interfaz de usuario con poca luz brindan a los usuarios un sitio o aplicación de bajo contraste que facilita su lectura en entornos con poca luz.

02. Colores tranquilizantes

Cómo contraparte, muchos diseñadores se aprovecharán de la tendencia anterior para apostar por los colores claros ya que estos últimos pueden resultar dominantes y estresantes mientas que los colores claros tienen un efecto relajante que favorece a la participación del usuario: lo anima a permanecer en la página durante más tiempo.

Además, el uso de estos colores en el diseño web representa una de las mayores deferencias entre este y la impresión. La calidad y la visibilidad de los colores claros a menudo se ven comprometidos cuando se utilizan para impresión, perdiendo su riqueza y apareciendo más opacos y turbios.

Cómo contraparte, muchos diseñadores se aprovecharán de la tendencia anterior para apostar por los colores claros ya que estos últimos pueden resultar dominantes y estresantes mientas que los colores claros tienen un efecto relajante que favorece a la participación del usuario: lo anima a permanecer en la página durante más tiempo.

Además, el uso de estos colores en el diseño web representa una de las mayores deferencias entre este y la impresión. La calidad y la visibilidad de los colores claros a menudo se ven comprometidos cuando se utilizan para impresión, perdiendo su riqueza y apareciendo más opacos y turbios.

03. Movimiento e interactividad

El movimiento y la animación en el diseño web son la forma más sencilla de convertir una página web ordinaria en una atractiva y emocionante.

En los últimos tiempos, muchas marcas y empresas como Youtube Rewind, han comenzado a agregar más elementos interactivos a sus sitios web, incluidos cuestionarios, encuestas y sondeos. Un gran ejemplo de ello es Estee Lauder, cuyo sitio web representa un juego de arcade interactivo llamado “THE ANRCADE”, una búsqueda futurista centrada en ganar “puntos de poder para rejuvenecer” para promocionar su serum Advanced Night Repair.

Además de ser una adición divertida a la experiencia de usuario, la interactividad es una excelente manera de involucrar a sus visitantes y al mismo tiempo aprender más sobre ellos. Sin embargo, es importante lograr el equilibrio y asegurarse de que el movimiento o los elementos interactivos no dominen ni distraigan el propósito del web.

04. Collage y técnicas mixtas

El collage consiste en mezclar medios como fotos, ilustraciones, gráficos, movimiento y texto para crear una estética inspiradora y llamativa.

Ahora que se ha introducido al ámbito digital, la tendencia ha evolucionado hace medios mixtos como el collage animado, tipografías decorativas grandes, texturas artísticas e incluso texto animado distorsionado, generando resultados increíblemente únicos.

05. Anti-diseño

Advertencia: ¡Sabemos que esta tendencia no es para todos!

Si 2020 nos ha enseñado algo, es tirar todas reglas y expectativas por el retrete. El anti-diseño es una tendencia impulsada por el resurgimiento del brutalismo en 2019, y el estilo controvertido que se ha filtrado recientemente en los ámbitos de las redes sociales y la cultura pop, así como en el diseño gráfico y web.

Esta tendencia se describe como “cruda”, “sin complejos” e incluso “espantosa”, el movimiento anti-diseño trata de abrazar el caos y la fealdad en protesta de los estándares tradicionales del “buen diseño”. Presenta diseños experimentales y asimétricos, exageración, distorsión, capas y elementos tradicionalmente “feos”, lo que significa que ciertamente no será del gusto de todos, pero si lo que quieres es hacerte ver, ¡no se puede negar que un sitio web anti-diseño es una herramienta perfecta para hacer precisamente eso!